Son todos aquellos que llevan un proceso de tostado de almendras y una cocción de mieles y azúcares. La gran diferencia de nuestros turrones de fabrica no está solo en el exhaustivo proceso de elección de materias primas (almendra Marcona seleccionada, mieles de azahar o romero, ajonjolí…) si no también en la gran diferencia de su elaboración.

Su elaboración es totalmente artesanal, con una cocción a fuego directo que le da un sabor único, una textura insuperable y un aroma excepcional. Este sistema de elaboración es casi único en Jijona por su largo proceso y la necesidad de un maestro artesano turronero en todas sus etapas, desde un tostado preciso, una cocción pausada y hasta un envasado manual.

Todo este proceso garantiza un producto único, artesanal e inmejorable.